Separador de Hidrocarburos / líquidos livianos


Los separadores de hidrocarburos son un elemento esencial en el tratamiento de aguas residuales de estaciones de servicios y/o industrias con contaminantes relacionado a grasas, aceites y en general a líquidos livianos. (densidad menor a la del agua).

Funcionamiento.
Los separadores de hidrocarburos AS, son equipos modulares fabricados en FRP, diseñados para “separar” los líquidos livianos, con densidad menor a 1 del agua.
El principio de funcionamiento, es físico, basado en las densidades, apoyado por un sistema de placas lamelares que cumplen la función de aglutinar las gotas de aceites presentes en el agua, para aumentar su flotabilidad, y por un sistema de obturación automática, con una “boya” con una densidad tal que permite su flotación en el agua, pero no en los aceites.
El equipo está compuesto por un estanque dividido en dos cámaras.  En la primera cámara, se encuentra el filtro lamelar y en la segunda cámara, el obturador automático.
La “emulsión” de agua con aceites, penetra al equipo por el tubo de entrada, directamente a la primera cámara, en donde se encuentra con el filtro lamelar, dispuesto para este fin.  En esta etapa, se produce el gran rompimiento de la emulsión.
Al llegar a la segunda cámara, el líquido se encuentra con el sistema de obturación automática.

Para poder salir del equipo, el líquido tiene dos caminos, los que dependerán de las densidades:
1.- Salir por la salida de agua: Para salir por este conducto, el líquido debe ser de una densidad igual o superior a 1 (densidad del agua), para hacer flotar la boya y permitir el paso del líquido hacia este conducto.
2.- Salir por los despiches laterales: Para llegar a este conducto, el líquido debe ser de densidad inferior a 1 (aceite y/o hidrocarburos), lo que impide la flotabilidad de la boya, obstruyendo el paso hacia la salida de agua.
Los aceites descargados lateralmente, deben ser recogidos en recipientes dispuestos para este efecto, los que deben ser revisados y reemplazados periódicamente.
El equipo no requiere de energía eléctrica para su funcionamiento, ya que es gravitacional.
El equipo requiere extracción de fangos acumulados en su fondo y limpieza general, cada 3 – 6 meses, dependiendo del uso.
Para alargar las frecuencias de mantención, se recomienda la instalación de desarenadoras previas a los equipos.(cámaras de decantación y retención de sólidos de mayor tamaño, piedras, arena, etc)

Modelo coalescente con obturación automática.

El sistema de obturación se refiere a una boya calibrada a una densidad que no flota en los hidrocarburos, y que en cambio flota en el agua. Esto permite que cuando existe un gran vertido o existe una gran acumulación de hidrocarburo la boya obtura la salida del efluente y no permite salida de liquido. Este hecho hace subir el nivel del líquido en el separador, hasta que llega a la altura del depósito de recogida y se vierte hidrocarburo en el. Una vez se ha vertido hidrocarburo la boya vuelve a subir de nivel y permite otra vez el paso de líquido. También puede instalarse sin depósito de recogida de hidrocarburos tapando el rebosadero lateral. En este caso la obturación sirve para asegurar que una vez lleno de hidrocarburo este no será vertido y se tendrá que realizar un vaciado manual.

El sistema de obturación es muy aconsejable en todas las instalaciones debido a la seguridad que el sistema conlleva. Las Administraciones competentes en temas de Medio Ambiente empiezan a exigir su instalación en la totalidad de los equipos.


Los separadores de hidrocarburos con coalescencia permiten la agrupación de pequeñas gotas de hidrocarburos, acelerando su separación y consiguiendo un rendimiento superior al de los equipos simples. Este equipo es aconsejable siempre que se quiera asegurar un tratamiento con un mayor rendimiento.







Galería